tu librería de ciencia ficción, fantasía,
terror y misterio en Internet
TAMBIÉN ENVÍOS INTERNACIONALES

Atención al cliente y pedidos por teléfono: 913771344
lunes-jueves de 9 a 14 y de 15:30 a 18 / viernes de 9 a 14 y de 15:30 a 17


 5% de descuento permanente
Síguenos en FacebookSíguenos en Twitter/>  Entrega en 24-48 horas (hábiles) por mensajero (MRW)
 Sin gastos de envío a partir de 59 € (España peninsular)
 Pago por transferencia, contra-reembolso, tarjeta o paypal
 También recogida en nuestra oficina de Madrid

Lux Perpetua La Dama del Lago


ATENCIÓN: ESTE PRODUCTO YA NO SE ENCUENTRA EN NUESTRO CATÁLOGO. SI ESTÁ INTERESADO PUEDE ESCRIBIRNOS A tienda@cyberdark.net.

Amadís y el Rayo de Hierro

Amadís y el Rayo de Hierro

de Luis Guillermo del Corral

Eran cinco, de delgadísimos torsos y piernas de cadáver. Del extremo de sus brazos surgía un conjunto de diminutas pinzas de crustáceo, chasqueando con repulsivas convulsiones. Donde una persona mortal hubiera tenido cabeza, aquellas cinco criaturas tenían una gran mano con dos pulgares. De la punta de cada uno de los seis dedos colgaba un sangrante ojo. Todos tensos en el espacio, arrojando su sucia mirada sobre el guerrero de otro mundo.

Este se llevó la mano a la vaina, jurando una vez más al recordar que estaba desarmado. Apretó los dientes y bajó la celada de su yelmo con decisión. ¡El era Amadís de Gaula, y armado o no, no huiría de su enemigo!

Cerró los puños dispuesto a vender cara su vida. Como si una Potencia Superior hubiera sido fascinada por su valor suicida, un pesadísimo objeto cayó a sus pies. Las pinzas de sus enemigos rasgaron el metal de su armadura como si fuera barro húmedo. Con un grito que ocultaba su miedo golpeó con todas sus fuerzas. ¡Y la maza cantó!

Un metálico alarido disonante de odio y muerte que acompañaba cada poderoso mazazo asestado por el guerrero. Tres flechas más rasgaron las tinieblas aunque solo una logró reventar los orbes que la voz señalara.

Amadís avanzó al tiempo que golpeaba. La deforme mano de un demonio fue aplastada y sus colgantes ojos estallaron como odres podridos al recibir un segundo golpe. La maza se carcajeaba cantando dementes e incompresibles maldiciones.

Dos demonios habían caído. Los tres que quedaban en pie comenzaron a retroceder. Conocían el poder de aquella arma. De un terrible modo que ninguna otra alma podía. Sintieron el miedo.

—Mi hambre esta saciada amo. No siento deseo alguno de matar y os seria inútil en la batalla.

—Haced caso a la Maza Manchada. Hay asuntos más importantes que atender. Aun tenéis que rescatar a un viejo amigo, maese Amadís.

—¿Y vos sois, mi señora? —El hijo de Elisenda y Perión se volvió hacia la voluptuosa mujer que se acercaba hacia él, farol en mano.

—Umi de Iz, princesa amazona de Mohenjo—Daro y reina de Planaria y sus Dominios.


Amadís y el Rayo de Hierro
Amadís y el Rayo de Hierro
96 páginas | Bolsilibro | Ed. Neonauta | 0.16 kg
4.95 € 4.70 


¿Quiere dejarnos su opinión o su voto?

icono
 
Nombre/Nick Contraseña
nuevo usuario      pérdida de contraseña       

Valoración
 
Publicar también en Facebook

Si sólo desea dejar su voto no rellene este campo

Por favor, tenga en cuenta que todas las opiniones son revisadas antes de aparecer en la web.

Los visitantes opinaron...

icono El usuario compró el producto en nuestra tienda   fonso10t el 16 de febrero de 2016 le pone un 6

 





Usuarios
nombre/nick
contraseña
 
 recordarme en este
 equipo

lista de los deseos
listado completoseguimientocondiciones de ventapreguntas más frecuentesnosotroscontactoaviso legal y privacidadpolítica de cookies
¿Dudas? ¿Preguntas?
Llámenos por teléfono al 913771344. Estaremos encantados de ayudarle.


© 2004-2017 cyberdark.net - todos los derechos reservados