tu librería de ciencia ficción, fantasía,
terror y misterio en Internet
TAMBIÉN ENVÍOS INTERNACIONALES

Atención al cliente y pedidos por teléfono: 913771344
lunes-jueves de 9 a 14 y de 15:30 a 18 / viernes de 9 a 14 y de 15:30 a 17


 5% de descuento permanente
Síguenos en FacebookSíguenos en Twitter/>  Entrega en 24-48 horas (hábiles) por mensajero (MRW)
 Sin gastos de envío a partir de 59 € (España peninsular)
 Pago por transferencia, contra-reembolso, tarjeta o paypal
 También recogida en nuestra oficina de Madrid


¡Entre todas las compras realizadas del 16 al 22 de octubre sortearemos el juego Smash Up!



El Gabinete de los Delirios

El Gabinete de los Delirios




> Valdemar > El Club Diógenes

La literatura de Terror y Ciencia Ficción ha deparado arquetipos recreados por diferentes autores en numerosos relatos: El vampiro, el fantasma, el hombre lobo, el asesino en serie...

El «sabio loco» ha sido uno de los personajes que ha seducido la imaginación de los más destacados autores del género. Desde El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde de Stevenson, hasta La isla del Dr. Moreau, de H.G. Wells, el «sabio loco» ha dado juego para construir grandes tramas delirantes. Imbuido en muchos casos de un inicial afán altruista, el «sabio loco» acaba degenerando en un villano megalómano y convirtiéndose en un peligro para la humanidad.

El presente volumen, El gabinete de los delirios. Antología de relatos sobre Sabios Locos, nos propone un recorrido a lo largo de un siglo de creaciones en torno al «científico loco», y reúne historias como “La marca de nacimiento”, de Hawthorne, relato obsesivo en el que un científico lucha por lograr la imposible perfección del cuerpo de su mujer, “La novela del Sello Negro”, de Arthur Machen, que nos cuenta el siniestro experimento de una comunión contranatura, “La mosca”, de George Langelaan, que nos narra la pesadilla en que se ve envuelto un científico visionario, o “Herbert West, reanimador”, del maestro H.P. Lovecraft, que podemos tomar como un homenaje y recreación del Frankenstein de Mary Shelley, y muchos otros, que nos llevarán al lado excéntrico de la ciencia.


El Gabinete de los Delirios
El Gabinete de los Delirios
ISBN: 9788477028475 | 528 páginas | Tapa dura pequeña | 0.65 kg
15.00 € 14.25 
Disponible: 1 unidad  

¿Quiere dejarnos su opinión o su voto?

icono
 
Nombre/Nick Contraseña
nuevo usuario      pérdida de contraseña       

Valoración
 
Publicar también en Facebook

Si sólo desea dejar su voto no rellene este campo

Por favor, tenga en cuenta que todas las opiniones son revisadas antes de aparecer en la web.

Los visitantes opinaron...

icono
El usuario compró el producto en nuestra tienda
8
miguel matesanz el 16 de abril de 2017 opina:

¡Ay, los científicos locos, cuántos buenos ratos nos han hecho pasar durante el último siglo y medio! Son una especie aparte dentro de los personajes literarios, toda una rareza que nos espanta y divierte a partes iguales, un entretenimiento científico y un horror sacrílego, un género en sí mismo que puede englobar todos los demás y todas las ramas del saber, una enciclopedia enfermiza y una feria de las vanidades, porque si el monstruo es el hijo que sale rana, el padre y la madre, los dos en uno, no son sino la inquebrantable vanidad de alguien cuyos conocimientos y cuya moral están mucho más allá de los de sus semejantes. Puede que ellos aspiren a crear el superhombre, pero en realidad, por lo que respecta a los lectores, ellos son el superhombre, porque desafían las leyes y creencias humanas sin importarles la naturaleza de sus experimentos. Hoy por hoy, más superhombre que éste no existe.
¿Quién no ha soñado alguna vez con ser un científico loco? Todos llevamos uno dentro porque, quien más, quien menos, todos tenemos deseos y pesadillas recurrentes sobre el mundo que nos rodea y cada uno ha imaginado, no nos engañemos a estas alturas de la película, alguna metamorfosis radical o barbaridad evolutiva sobre nuestra condición de seres humanos con limitaciones físicas y espirituales. Ése es el juego. Desafiar a la muerte y vencerla, o ser capaces de transportarnos de manera instantánea en el espacio o en el tiempo, o adquirir poderes o capacidades que nos han sido vedados desde siempre: cualquier cambio, cualquier escalón prohibido, cualquier abordaje de lo que imaginamos pueda haber más allá de nuestra existencia convencional.
El primer nombre que a todo el mundo le viene a la cabeza cuando se habla de científicos locos es el del doctor Víctor Frankenstein, protagonista de una novela que hizo célebre a Mary Shelley, un tostonazo gótico que la industria cinematográfica norteamericana supo liberar de su retórica decimonónica y convertir en cine del bueno y, de paso, en un mito del terror. Otra historia que tal baila: la del doctor Jekyll y su coleguita de juergas Mr. Hyde, sólo que en este caso la novela era muy superior a la de Shelley, porque su autor, Robert Louis Stevenson, ha sido uno de los más grandes narradores de los últimos doscientos años. Y luego está el doctor Moreau y su islita privada, del gran HG Wells. Éstos son los tres libros que sentaron las bases de este gozoso subgénero, que siempre se ha movido entre el terror y la ciencia-ficción, género mestizo y, si cae en buenas manos, muy ambicioso, siempre estimulante para el intelecto.
Ahora, la editorial Valdemar nos presenta un volumen en bolsillo con tapa dura, muy bien editado como es su costumbre, que recoge diecisiete relatos protagonizados por sabios locos, y como también es costumbre de este sello, los textos pertenecen a los grandes clásicos del género, porque el más antiguo fue escrito en 1813 y el más reciente es nada menos que de 1957. La recopilación ofrece un poco de todo, pero abundan las historias de personajes obsesionados por derrotar a la Muerte, o al menos descubrir cómo es el territorio del que Ella es dueña y señora. Los primeros cinco relatos, los más lejanos en el tiempo (de 1813 a 1883), estilísticamente son los más decimonónicos: el austriaco ETA Hoffmann y el norteamericano Nathaniel Hawthorne eran escritores un pelín retóricos y con propensión al misticismo, pero sus historias son muy sugerentes y malintencionadas, y se mantienen bastante frescas a pesar de los casi dos siglos que han pasado desde que fueron escritas. Luego llega Poe, acompañado por el señor Valdemar, y el nivel se dispara. El relato de Erckmann-Chatrian, Las tres almas, nos ofrece a un deshumanizado psicópata en serie, quizás el primero de la literatura de terror. Acto seguido, la guillotina se convierte en la estrella de una función de lo más macabra. Y a partir de aquí, el espectáculo no decae en ningún momento.
Arthur Conan Doyle y HG Wells ponen el punto humorístico con dos relatos sorprendentes y muy ingeniosos. Ambrose Bierce corta en seco la diversión con uno de sus grandes clásicos, El maestro de Moxon, todo un cuentazo. Mantiene la seriedad y el horror intangible y arcano el gran Arthur Machen, uno de los mejores autores de terror de todos los tiempos, con la legendaria Novela del sello negro. Para atemperar un poco los ánimos del lector, se van colando algunos relatos más artesanales, pero muy influyentes en años posteriores: El fabricante de monstruos, La ventana abierta, El retorno del brujo y Huesos, hasta concluir con el gran clásico que es La mosca, historia llevada al cine en dos ocasiones con resultados espléndidos (tanto la versión de 1958 de Kurt Neumann, como la de 1986 de David Cronenberg).
Me he reservado para el final tres relatos: toda una sorpresa, un bombonazo y mi favorito. La gran sorpresa ha sido el cuento de Aleister Crowley, El testamento de Magdalen Blair, que podría haber sido una extravagancia del ocultista británico, pero que termina convirtiéndose en una potentísima y vibrante historia de amor más allá de la muerte. El bombonazo es un relato largo que no había leído hasta ahora (con lo friki que puedo ser a veces) pero que conocía por su versión cinematográfica, el Reanimator de Stuart Gordon, uno de los títulos míticos de mi generación. Pues sí, aquí encontramos a Herbert West, reanimador, con un Lovecraft bastante alejado de sus habituales dioses primordiales. Y para ir concluyendo, mi favorito: Eloi, Eloi, Lama Sabachthani, de William Hope Hodgson. Nada que contarles sobre él, porque hay que leerlo para sentir su abrumadora, apabullante grandeza. Cuando Hodgson estaba inspirado, era difícil superarle.
Pues eso, queridos, pónganse la bata, cierren su laboratorio a cal y canto, protéjanlo de miradas indiscretas y empiecen a trastear con la vida y la muerte, con el placer y el dolor, con la realidad y la ficción. Quizás entre uno de estos relatos encuentren su vocación secreta, el pecado que nunca habían soñado cometer, el superhombre que cada uno de ustedes siempre ha soñado ser.
De supermujeres no hablo, porque parecer ser que recientemente han vuelto a surgir dudas sobre su fortaleza, inteligencia y capacidad laboral. Manda huevos, que dijo aquél. Hay que ser muy ignorante (o malintencionado) para ignorarlo todo sobre ellas. Un besazo para todas, debiluchas.


Solo para usuarios registrados 1  Solo para usuarios registrados

El Gabinete de los Delirios
El Gabinete de los Delirios 15.00 € 14.25 €
Disponible: 1 unidad
+ lista de los deseos
 
 





Usuarios
nombre/nick
contraseña
 
 recordarme en este
 equipo

lista de los deseos
listado completoseguimientocondiciones de ventapreguntas más frecuentesnosotroscontactoaviso legal y privacidadpolítica de cookies
¿Dudas? ¿Preguntas?
Llámenos por teléfono al 913771344. Estaremos encantados de ayudarle.


© 2004-2017 cyberdark.net - todos los derechos reservados